Skip to content

Las marcas y el Branding

Contenidos

Las marcas y el Branding

 

Se suele considerar la marca, el branding y la identidad visual como sinónimos, pero en realidad, más que sinónimos son procesos complementarios para la creación de una empresa.

La marca es la percepción de los usuarios la empresa respeto a la empresa, el branding son las acciones que se realizan para crear la determinada imagen de la empresa y la identidad de marca son todos aquellos elementos que crean la imagen de la marca.

Así pues, para la creación de una marca es imprescindible una buena estrategia de branding e identidad de marca.


La marca


Estrictamente se conoce el concepto de marca como la expresión de intención de una determinada empresa. Todo aquello que rodea la empresa, desde los valores hasta las percepciones.

Pero el concepto va más allá, para disponer de una buena marca y bien definida es necesaria una estrategia previa de branding y la creación de una identidad de marca.


¿Qué es el branding?


Hay multitud de definiciones a la hora de hablar de branding, pero el branding va más allá de una simple definición.

El branding es una estrategia compuesta por una serie de procesos que definen y construyen la marca, a partir de determinados procesos gráficos y con la finalidad de transmitir una promesa a los usuarios o clientes.

Es pues la gestión de la marca y todos sus elementos tangibles e intangibles. La planificación a largo y corto plazo y la preparación en la mente del consumidor.

El branding está compuesto por los distintos elementos clave:

Estos elementos afectan a la percepción de la marca en primera instancia, y este factor es clave para la diferenciación y posicionamiento de una marca frente a otra. Para ello a través de estos elementos se establece una estrategia bien de la marca el propósito la promesa, la personalidad de la marca y los beneficios que esta ofrece.

Es aquí cuando la percepción de la marca crea en el usuario conexiones emocionales entre la marca y él, generando emociones positivas.

Así pues, el branding trabaja en el concepto de la marca indicando cómo planificar la marca, como estructurarla, cómo gestionarla y cómo promoverla.

Lo que diferencia el branding de otras modalidades es la esencia que tiene, porque es capaz de crear ilusiones a los individuos a partir de sus expectativas y experiencias relevantes, que satisfagan sus necesidades. Para diferenciarse, la marca debe ofrecerse como la solución de los problemas.

Resumimos pues el branding como todos los procesos que involucran la gestión de la marca de una empresa, con el objetivo de mejorar la visibilidad y la reputación de ella. A través de estrategias que garanticen el crecimiento del negocio de un modo sostenible, duradero e inteligente, y la percepción de marca.

Esta estrategia es fundamental para todas las empresas, independientemente de su tamaño o volumen de ventas, microempresas, pymes o incluso multinacionales, ya que permite continuar posicionando cómo el top of mind de los usuarios.

Un ejemplo claro de una buena estrategia de marca, branding e identidad de marca es Apple ya que ha logrado posicionarse como top of mind en su sector.

¿Tienes ya una buena estrategia de marca?