Ser diferente en todo

Cellers Espolla buscaba crear una nueva gama de vinos con un carácter juvenil y divertido. Conocer el producto y su esencia fue clave para el posterior desarrollo. La marca precisaba de la elaboración de un Naming para el recién creado lineal, una Identidad y un Packaging, todo acorde con un único y claro mensaje: ser diferente en todo.

Estrategia de marca

La elaboración de un benchmark para el posicionamiento de la marca fue clave, junto al análisis del público objetivo y sus demandas, gustos, necesidades y actividades. Con ello se logró establecer una línea a seguir que abandonaba las rutas más habituales del sector hasta el momento y alcanzaba el objetivo establecido: transmitir sin palabras.

Ilustración

Para plasmar el mensaje se precisó de una ilustración que tuviera la capacidad de destacar. Se optó por colores llamativos y formas con tendencia redonda para que la ilustración se viera divertida y distinta. Se desarrollaron dos ilustraciones, una para vinos blancos y otra para la gama de rosados. Y para la adaptación a cada clase de vino, contamos con la colaboración del ilustrador estadounidense, John Smith.

Naming

Al tratarse de un vino catalán, de la expresión, “a la babalà”, que en catalán significa realizar una acción impulsiva o de forma divertida y alocada, surgió el Naming: Babalà. Así se logró un magnífico resultado en el que quedaban unidas elegancia y diversión en un mismo producto. Con este reto logrado, transmitir la frescura del vino a través de su Branding y Packaging fue mucho más sencillo.