¿Qué es el engagement en una Newsletter?

“La importancia a la hora de crear una campaña de email marketing”.

La traducción literal de engagement es compromiso, que en español significa una obligación contraída por contrato o promesa.
Sin embargo en una Newsletter , este compromiso se interpreta como el interés del suscriptor, con la salvedad de que no tiene ataduras. En cualquier momento puede darse de baja o simplemente dejar de abrir los emails.
Y eso no interesa.
La persona que figura en una lista de correo es porque quiere estar al día de las novedades de la marca. De ser un desconocido que aterrizó en la web, pasó a ser un potencial cliente al que se debe seguir cautivando.
Porque el objetivo de la Newsletter es conseguir mantener la marca en el top mind del suscriptor para que se acuerde de ella cuando necesite la solución que esta aporta.

¿Cómo mantener el interés del suscriptor?

Antes de dar algunos consejos prácticos, lo primero en lo que se debe pensar es en la persona a la que va dirigida la Newsletter: el cliente ideal.
Cualquier tema que se quiera tratar debe estar en sintonía con sus intereses. Y si se desconoce cuáles son, preguntar es de sabios. Precisamente la Newsletter es el medio ideal para saber qué le preocupa a las personas de la lista. Aplicando este consejo se obtiene un doble beneficio: temas de los que hablar y generar más interés.

3 Claves para generar aperturas
El primer obstáculo a salvar para conseguir la plena atención del suscriptor está en la apertura del email. Si el suscriptor desestima nuestro email, ya puede ser importante e interesante lo que contenga que se lo perderá.

La clave de las aperturas está en 3 aspectos:

  • el remitente

  • el asunto

  • la descripción del email

Si consideramos a la Newsletter como una continuación de la conversación iniciada al llegar a la web, qué menos que sea una persona quien se dirija al suscriptor que también es una persona, ¿no?
Sobre el asunto, este debe ser coherente con la información que encontrará dentro. Debe ser claro y específico. Y generar intriga ayuda a despertar el interés del suscriptor.
La descripción del email puede ser el detonante que consiga el objetivo. Da una pista de lo que encontrará si abre el email. Algo así como los trailers de una película, que muestran ciertas imágenes para provocar el deseo de verla completa en el cine.

 

¿Ya has puesto en práctica estos tips?